y dale a enter para empezar!

Asistencia Virtual / Diseño y 3D

Recursos arquitectónicos en Extremadura

Extremadura arquitectura


 
En la actualidad, la arquitectura tradicional se ha convertido en un recurso importante para el desarrollo del turismo rural y cultural en Extremadura. Hace unos años a penas se valoraba y ahora ocurre todo lo contrario. La arquitectura del medio rural "vende bien" en el mercado del turismo y todos los que supieron conservar esta arquitectura tradicional ahora pueden aprovecharla como un buen recurso cultural y turístico.
 
Los ordenadores, internet, las impresoras en 3D, han cambiado nuestra forma de vida. La combinación de estas herramientas han logrado cambios espectaculares en el sector de la arquitectura y el interiorismo. En la actualidad se están mezclando nuevas técnicas aplicadas a la arquitectura tradicional.

Desde Pomelo consideramos imprescindible conservar y apostar por un legado arquitectónico hermoso y único. Este tipo de arquitectura es esencial para nuestro patrimonio y para el desarrollo del turismo rural. Debemos valorar y saber aprovechar toda esta riqueza.
Si algo caracteriza a Extremadura es su paraíso natural, su aire limpio, sus aguas, su flora y fauna. En la actualidad se esta fomentando las rutas de senderismo a pie, a bicicleta y a caballo entre estos enclaves.
Chozo Extremadura
Lagares de aceite, chozos, molinos de harina, casas de campo rodeadas de caminos empedrados.. todos ellos desgraciadamente caidos en desuso. La armonía entre sus paisajes y sus alojamientos únicos pueden tener un gran potencial turístico.
Nuestros pueblos de montaña en Cáceres y nuestros pueblos blancos en Badajoz aportan una gran variedad y belleza, para atraer a visitantes y nuevos vecinos.

Lamentablemente parte de nuestra arquitectura tradicional ha desaparecido y se han destruido molinos, chozos, zahúdas, tejares, hornos de cal, cortinos, fuentes, abrevaderos, pozos, etc., y los que aun están entre nosotros están en un triste estado de ruina.

A partir de los años 50, los sistemas tradicionales de producción se abandonaron. De forma que molinos, aceñas, norias o eras, perdieron su funcionalidad y quedaron obsoletos al ser sustituidos por sistemas de producción y maquinaria más moderna.

En la actualidad, tenemos el compromiso moral de no olvidar nuestras raíces, y de intentar preservar lo poco que nos queda de una forma viable.

La “fiebre por lo moderno” nos hizo derribar y acabar con parte de nosotros, consideramos necesario apostar por el equilibrio de lo moderno pero respetando también el legado de nuestros antepasados.
Subir